Carolina del Sur (Noticias Nuestro Estado) – Con toda la desinformación que circula sobre la COVID-19, puede resultar difícil saber la diferencia entre la realidad y la ficción. Expertos en salud pública del Departamento de Salud y Control Ambiental (Department of Health and Environmental Control, DHEC) de Carolina del Sur están trabajando para asegurarse de que nuestras comunidades puedan acceder a información real sobre la COVID-19.

A continuación, le enumeramos algunos mitos comunes y sus realidades: 

Mito: Ya se encuentra disponible una vacuna para la COVID-19.

Realidad: No hay disponible una vacuna para la COVID-19. Científicos están trabajando para crear una pero la creación de una vacuna segura y efectiva para seres humanos va a llevar varios meses. Las mejores medidas de prevención disponibles en la actualidad son lavarse las manos, usar cubiertas faciales de tela y practicar el distanciamiento social, es decir, mantener, al menos, seis pies de distancia.

[adrotate banner=”8″]

Mito: Se puede proteger de contraer la COVID-19 si se inyecta o traga desinfectantes. 

Realidad: Inyectarse o tragar desinfectantes es peligroso. Llame al 911 si eso ocurre. Los desinfectantes deben usarse para limpiar superficies, práctica muy importante para detener la propagación de la COVID-19.   

Mito: Las únicas personas que deben preocuparse por contraer la COVID-19, o por la muerte son las personas mayores.

Realidad: La COVID-19 puede provocar enfermedades graves entre personas de todas las edades. Existen medidas que usted puede tomar para reducir la propagación de la COVID-19:

  • Practicar distanciamiento social en lugares públicos, es decir, mantener 6 pies de distancia.

  • Usar una mascarilla facial que cubra la nariz y boca cuando se encuentre en lugares públicos

  • Lavarse las manos frecuentemente.

  • Estar atento a los síntomas.

  • Quedarse en casa si está enfermo.

 

Mito: Los zapatos pueden propagar la COVID-19.

Realidad: La posibilidad de contraer la COVID-19 debido a los zapatos es muy baja. Para estar seguros, especialmente en hogares donde bebés y niños pequeños gatean o juegan en el piso, deje los zapatos en la entrada de su hogar. Esta práctica puede evitar el contacto con la tierra o los gérmenes que puedan estar presentes en las suelas de los zapatos.

 

Mito: El uso prolongado de mascarillas o cubiertas faciales de tela no es sano.

Realidad: Usar mascarillas o cubiertas faciales de tela no ocasionarán intoxicación por CO2 o falta de oxígeno. Usar una mascarilla le ayudará a proteger a otras personas y sus mascarillas lo protegerán a usted. Asegúrese de que la cubierta facial de tela le quede bien y que le permita respirar normalmente. No reutilice mascarillas descartables y siempre cámbielas apenas se humedezcan.

[adrotate banner=”8″]

Mito: La exposición al sol o a temperaturas mayores a los 25 °C evita contraer la COVID-19.

Realidad: Puede contraer la COVID-19 independientemente de cuán soleado o caluroso esté. Países con climas calurosos reportaron casos de COVID-19. Para protegerse, asegúrese de lavarse muy bien y frecuentemente las manos, y evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Mito: Mantener la respiración por 10 segundos o más sin toser significa que no contrajo la COVID-19.

Realidad: Los síntomas comunes de la COVID-19 son tos seca, cansancio y fiebre, pero algunas personas no presentan ningún síntoma. Esto significa que puede propagar el virus sin siquiera saber que lo tiene. La única forma de confirmar si tiene la COVID-19 es con una prueba de laboratorio. Visite scdhec.gov/COVID19testing para conocer los lugares de pruebas cerca de él u organice un evento de prueba en su comunidad.

Separe realidad de ficción, quédense en casa si está enfermo y hágase la prueba si cree que puede tener la COVID-19. ¡Cuídese!

Fernando Soto

Fernando is the CEO and Publisher of Spanish language news outlet, NuestroEstado.com. Fernando previously worked for an NBC affiliate in Mobile, Alabama, he then went on to work as a digital media consultant...