aborto senado
Senadores de SC rechazaron la propuesta de una prohibición casi total del aborto y en su lugar aprobaron algunos cambios; entre ellos la reducción del tiempo en que las víctimas de violación e incesto pueden solicitar un aborto

Los senadores aprobaron algunos cambios en la prohibición de las seis semanas, entre ellos la reducción del tiempo en que las víctimas de violación e incesto que se quedan embarazadas pueden solicitar un aborto de 20 semanas.

Menos de tres meses después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. anulara el caso Roe contra Wade y abriera la puerta a que los estados resolvieran por sí mismos la cuestión del aborto, se ha acabado por el momento una iniciativa liderada por los republicanos para casi prohibir el procedimiento en Carolina del Sur.

Sin embargo, el Senado del estado aprobó el jueves en una sesión especial un proyecto de ley que ajusta y añade más restricciones a la actual prohibición del aborto de seis semanas en Carolina del Sur. La aprobación del proyecto de ley se produjo en una votación de 27 a 16, en la que casi todos los republicanos votaron a favor y dos republicanos se unieron a todos los demócratas menos uno para votar en contra.

La legislación del Senado supone un cambio significativo con respecto a la legislación de casi prohibición que la Cámara de Representantes aprobó la semana pasada, por lo que los miembros de la Cámara considerarán a continuación si aceptan esos cambios y envían el proyecto de ley al gobernador o si modifican aún más el proyecto.

Resumen de lo que ha venido pasando hasta ahora con el aborto en SC

La ley actual del estado, la “Ley del Latido del Feto”, prohíbe la mayoría de los abortos después de que se detecte la actividad cardíaca del feto, lo que suele ocurrir alrededor de las seis semanas. Sin embargo, su aplicación ha sido bloqueada temporalmente por el Tribunal Supremo de Carolina del Sur, por lo que, en este momento, los abortos son legales en el estado antes de las 20 semanas de embarazo.

En un intento de frenar los desafíos legales, el proyecto de ley aprobado en el Senado el jueves cambia el lenguaje de la ley actual al que el Tribunal Supremo se refirió en su decisión de emitir una orden judicial temporal sobre la “Ley del Latido del Feto” el mes pasado.

Aunque la ley actual prohíbe la mayoría de los abortos después de unas seis semanas, los permite durante períodos más largos en circunstancias limitadas: cuando la vida o la salud de la madre están en peligro, cuando la madre es víctima de violación o incesto, o en casos de anomalías fetales mortales.

El proyecto de ley aprobado por el Senado reduce el periodo de tiempo en el que se permite la excepción por violación e incesto de 20 semanas a todo el primer trimestre, alrededor de 13 semanas.

La ley actual exige que las denuncias de violación e incesto sean denunciadas cuando se realicen abortos en esas circunstancias. Esto debía suceder en las 24 horas siguientes al procedimiento. El proyecto de ley del Senado añade un nuevo requisito: exige que un médico tome una muestra de ADN del feto abortado y la envíe a la policía para que se conserve como prueba. El lapso de tiempo es en los 90 días siguientes al aborto.

En los casos de anomalías fetales mortales, aumenta de uno a dos el número de médicos que tienen que firmar el aborto, confirmando que el feto no podría sobrevivir fuera del útero.

La legislación del Senado también codifica la prohibición de que el dinero del Estado se envíe a Planned Parenthood y se utilice para pagar abortos.

Opiniones encontradas

Los senadores comenzaron su debate -que duró casi 20 horas en el transcurso de dos días- con una legislación que prohibiría casi todos los abortos, permitiéndolos sólo cuando la vida o la salud de la madre estuvieran en peligro.

Sin embargo, los republicanos de la mayoría de la cámara estaban divididos entre los que apoyaban un proyecto de ley con excepciones para las supervivientes de agresiones sexuales y los que querían un proyecto de ley sin excepciones. Se propusieron múltiples enmiendas para añadir estas excepciones al proyecto de ley, que posteriormente fracasaron.

Los líderes republicanos dijeron que quedó claro que no había suficiente apoyo en el Senado para superar los desafíos. Incluso con excepciones, ya que los demócratas y cuatro republicanos, incluyendo las tres mujeres republicanas de la cámara. Ellos se opusieron a la aprobación de un proyecto de ley tan restrictivo.

En ese momento, los republicanos cambiaron de estrategia para ajustar la prohibición de seis semanas, consiguiendo el apoyo de dos de los republicanos que se habían opuesto previamente a la legislación.

En una declaración tras la aprobación del proyecto de ley en el Senado, un portavoz del gobernador Henry McMaster dijo: “El proyecto de ley del Senado -al igual que el de la Cámara de Representantes- logra un equilibrio adecuado. El gobernador espera que la Cámara de Representantes y el Senado lleguen pronto a un acuerdo y envíen un proyecto de ley a su mesa para que lo firme.”

Leave a comment

¿Que Opinas? Cancel reply