contratista independiente
Un contratista independiente no posee derecho a una compensación por accidente laboral, por lo que los empleadores suelen clasificar a sus empleados de esta forma para evadir la ley. Aprende más aquí

Ante la ley federal, los Contratistas Independientes no tienen derecho a una compensación por accidente laboral entre otros beneficios, por lo cual muchos empleadores erróneamente clasifican a sus empleados como contratistas independientes. Hoy, ¿Cómo sé si soy realmente un contratista independiente?

En el caso de los accidentes laborales, nadie se encuentra exento de sufrir alguno, sobre todo si pertenece a una industria de alto riesgo como la construcción.

Debido a esto, el gobierno federal promulgó la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional en 1970 y con ello, la creación de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) para salvaguardar a todos los empleados – tanto públicos como privados – de posibles accidentes laborales que culminen en discapacidad, enfermedad laboral o muerte.

No obstante, y a pesar de los continuos esfuerzos que el gobierno laboral y sus entes ponen en práctica para resguardar a los empleados de la nación, existen una gran cantidad de empleadores que para evitar contratar un seguro de empleados y pagar compensación por accidente laboral deciden clasificar a sus trabajadores como contratistas independientes.

Por esta razón, hoy aprenderás a diferenciar un contratista independiente de un empleado regular, para que puedas saber si eres realmente un contratista independiente o debes buscar asesoría legal.

Pero primero,

¿Qué se define como contratista independiente?

El portal de IRS define al contratista independiente como aquellos profesionales o personas que poseen un negocio, oficio y profesión de forma libre y que ofrecen sus servicios al público en general.

Un contratista independiente es también aquel quien define los instrumentos, como se hará y lo que se hará para poder llevar a cabo el trabajo.

Dentro de este campo el IRS incluye profesiones como contadores, abogados, dentistas, doctores, subastadores, contratistas o sub-contratistas; pero también deja claro que el concepto de contratista independiente puede variar ampliamente en cada caso.

Diferencias entre Contratista Independiente y Empleado

Como hemos visto anteriormente, el término contratista independiente no posee una definición fija y puede variar según la labor que se desempeña.

Es por esta razón que, las cortes y agencias responsables del cumplimiento de las leyes de seguridad laboral en casos de compensación por accidente laboral suelen tomar en cuenta varios factores para determinar si la víctima es primeramente un contratista independiente o empleado de una empresa.

Esto sucede principalmente porque muchos empleadores clasifican mal a sus trabajadores denominándolos contratistas independientes para evitar pagar un seguro por empleados o una compensación por accidente laboral de ser necesaria, así como muchos otros beneficios de ley que corresponden al personal.

Aquí, las diferencias entre un contratista independiente y un empleado:

  • Quien le paga controla la forma en la que usted trabaja, manejando todos los detalles
  • La persona posee el derecho a despedirlo en caso de que se presente algún inconveniente
  • Su pago se ve reflejado en horas trabajadas o un salario fijo mensual
  • A su pago se le realizan deducciones para el fondo de desempleo o el seguro social
  • Quien le contrata se encuentra suministrándole tanto los materiales como las herramientas para que usted pueda llevar a cabo su trabajo
  • Finalmente, la persona le demanda que cumpla su trabajo en días u horas específicas

Soy un empleado clasificado como contratista independiente: ¿qué debo hacer?

Si has leído las características anteriores, y crees que has sido clasificado erróneamente, lo más importante es buscar ayuda legal que te permita defenderte en caso de una demanda.

Esto sucede porque, debido a la gran cantidad de casos de empleados mal clasificados como contratista independiente el Departamento de Labor ha creado una prueba denominada Prueba de “Realidad Económica” y, con la misma y otros factores determinantes podrías ganar una compensación económica.

Si en la corte el juez determina que has sido clasificado de forma errónea, puedes tener derecho a un pago retroactivo por horas extras, daños y perjuicios.

Esto es especialmente importante en los casos de accidente laboral, donde la clasificación de contratista independiente anularía el derecho a obtener una compensación por accidente laboral.

Así que, si aún tienes dudas o has sido víctima de un accidente laboral pero has sido clasificado como contratista independiente, no esperes para acudir al despacho de abogados Steinberg ubicados en Charleston en búsqueda de asesoría legal. Especialistas en materia de accidentes laborales, puedes contactarlos llamando al 843-720-2800 o haciendo click aquí para una consulta gratis.

Leave a comment

¿Que Opinas? Cancel reply