VRS
El VRS es uno de los 3 virus respiratorios que tienen colapsados los hospitales de Carolina del Sur. Aprende sus síntomas y como prevenirlo, aquí

Carolina del Sur se une al número de estados de todo el país en los que los hospitales se están llenando debido a las infecciones respiratorias que se propagan en niños, entre ellos el Virus Respiratorio Sincitial (VRS)

Los funcionarios de salud están trabajando para evitar lo que algunos llaman una “triple-demia” de enfermedades respiratorias en Carolina del Sur.

Durante una reunión especial celebrada el jueves 27 de octubre, los funcionarios de Prisma Health anunciaron un aumento abrumador de tres virus respiratorios que afectan a la comunidad pediátrica: COVID-19, Influenza-A (la gripe), y el Virus Respiratorio Sincitial (VRS).

“El ritmo de aumento ha sido bastante rápido en el caso del VRS, y ha provocado que un mayor número de estos pequeños tengan que ser hospitalizados, y ciertamente que un número de niños tengan que buscar atención médica”, dijo el Dr. Robin Lacroix, experto en enfermedades infecciosas pediátricas de Prisma Health.

El VRS es un virus respiratorio común que suele afectar a los niños menores de dos años. Pero las autoridades sanitarias afirman que los casos positivos de VRS se han triplicado en un mes en varios grupos de edad.

“[El VRS] ha sido el virus respiratorio número uno que estamos viendo, principalmente en entornos ambulatorios y de hospitalización. Pero a partir de esta semana, creo que estamos empezando a ver que el VSR disminuye un poco y la gripe ocupa su lugar”, dijo la Dra. Anna Kathryn Burch, otra especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de Prisma.

La triple-demia mantiene ocupada los hospitales de Carolina del Sur

La Dra. Burch dijo que la combinación del VSR, la gripe y la interminable COVID ha dado lugar a UCIs repletas y a hospitalizaciones sin precedentes desde Greenville hasta Columbia.

“Lo que hemos podido hacer es abrir lo que llamamos ‘camas de emergencia’. Esto significa que somos capaces de ampliar nuestra capacidad y atender a los niños en estado crítico durante ese periodo de tiempo”, dijo el Dr. Lacroix.

A pesar de la ampliación de la facultad y de la unidad, algunos padres están recurriendo a consultas independientes como la Palmetto Pediatric and Adolescent Clinic, en Park Central Dr., en Columbia.

La falta de inmunización natural puede haber causado el aumento de los casos de VRS en Carolina del Sur

“Sospecho que, hasta cierto punto, tenemos esta gran población de niños que, durante más de dos años, no estuvieron realmente expuestos a nada”, dijo la Dra. Deborah Greenhouse, médico de atención primaria de Palmetto Pediatric.

La Dra. Greenhouse atestiguó un aumento de los casos de VRS la semana pasada. La pediatra acreditada dijo que dos años de cuarentena limitaron la exposición de los niños al VRS.

“Sus cuerpos no vieron estos virus y no desarrollaron una gran respuesta inmunitaria a ellos, o quizás su respuesta inmunitaria disminuyó durante los dos años que no estuvieron expuestos”, dijo el Dr. Greenhouse el 21 de octubre.

No existe ninguna vacuna autorizada contra el VRS. Por ello, el Dr. Lacroix dijo que la primera y única línea de defensa contra el VRS es el sistema inmunitario del niño.

“Los niños, afortunadamente, mejoran rápidamente. Y así, una vez que empiezan a recuperarse de algunas de estas enfermedades y son capaces de hacerlo. Se curan mucho mejor en casa. Así que trabajamos para que vuelvan a casa lo antes posible”, concluye el Dr. Lacroix.

Los hospitales de Carolina del Sur se ven sometidos a una gran presión debido al aumento de los casos de VRS entre los niños

El VRS suele ser una enfermedad leve que provoca síntomas similares a los del resfriado, como moqueo, tos y pérdida de apetito, pero ha provocado enfermedades graves en niños, adultos mayores y personas con enfermedades crónicas.

Un caso grave del virus puede causar dificultad para respirar, neumonía o inflamación de partes de los pulmones.

Los médicos empezaron a ver un repunte de los casos a nivel nacional este otoño, después de que descendieran bruscamente en el momento álgido de la pandemia, dejando a los niños más vulnerables tras una menor exposición.

El Dr. Robin LaCroix, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas y director médico de Prisma Health, dijo que los hospitales están sintiendo la presión.

¨Hay otros virus circulando, por lo que nuestras UCI están llenas de niños lesionados, niños que sufren otros virus además del VRS o la gripe, que también comprometen su capacidad de mantener los niveles de oxígeno.”

Mientras tanto, en la Universidad Médica de Carolina del Sur (MUSC), la Dra. Elizabeth Mack, Jefa de Cuidados Críticos Pediátricos, dijo que, a veces, están viendo pacientes en los pasillos debido a la alta capacidad.

“Recibimos llamadas de estados vecinos, de otras UCI de todo el estado, de otras urgencias de todo el estado preguntando si hay una cama”, dijo Mack. “Así que esto no es típico…. Nos ocupamos de estos niños y seguiremos haciéndolo”.

Piden a los padres que tomen precauciones como lavarse las manos y desinfectar las superficies, ya que no hay vacuna contra el VRS.

También recomiendan a las familias que se vacunen contra la gripe y el COVID-19, que también están experimentando un aumento de casos.

Los padres preocupados por la salud de sus hijos deben ponerse en contacto con un profesional médico. Para conocer mejor los síntomas, visite CDC.gov.